Inspirado en las construcciones agrícolas tradicionales, el “Nido” nace a partir de conceptos relacionados con la arquitectura respetuosa con el medio ambiente, la relación de la vivienda con el entorno, o el uso de materiales locales.

Reflexiones y aplicaciones interesantes y necesarias, a las que les falta una visión “más comercial” para convencer a la industria y la sociedad.

Más información en: Studio 1984